Cómo hacer mermelada de limón y menta

Comment Préparer une Confiture de Citrons à la Menthe

Queridos golosos, hoy vamos a explorar una receta deliciosa, refrescante y original que anima las papilas gustativas y despierta los sentidos. Me refiero, por supuesto, a la mermelada. limones a la menta. Una deslumbrante mezcla de gustos y sabores, fresca y afrutada, ideal para tus mañanas tranquilas o tus tardes indulgentes. Entonces, ármate con tus utensilios de cocina y prepárate para esta aventura culinaria llena de limones y menta.

Los ingredientes

  • limones : 4 limones grandes y maduros
  • Azúcar : 1 kg de azúcar blanca o moreno
  • menta : un ramo de menta fresca
  • Agua: 2 tazas

El truco para crear una mermelada que sea un placer para los sentidos es elegir ingredientes de la mayor calidad posible. Optar por limones orgánico si puedes, ya que se utilizará su piel. Acerca de menta, fresca por supuesto, es lo que le dará a tu mermelada ese delicioso toque de frescura.

Also to read

La preparación

Nuestro viaje al mundo de la mermelada limones a la menta realmente comienza aquí. Ponte el delantal, arremángate y prepárate para hacer algo mágico en tu cocina.

  1. Lava tu limones, cortarlos en rodajas finas y quitar las semillas. Conserva toda la piel, le dará la consistencia a tu mermelada.
  2. Pon tus rebanadas de limón en un recipiente que no absorba el olor. Agrega dos tazas de agua y déjalas reposar. Para obtener resultados óptimos, déjalos reposar un rato. un día antes en el refrigerador.
  3. Al día siguiente, vierte la mezcla de agua y limón en una cacerola. Agrega tu azúcar y su menta previamente lavado. Hierve el agua.
  4. Cocina a fuego lento hasta obtener una consistencia similar a la de una mermelada. No olvides mezclar de vez en cuando para no quemar el fondo.
  5. Tu mermelada estará lista cuando una gota colocada en un plato frío ya no gotee.
  6. Antes de cortar, eliminar el mentay tadaa! ¡La mermelada de limón con menta está lista! Extiéndelo generosamente sobre tus tostadas o acompáñalo con tus pasteles favoritos, y deja que este divino brebaje deleite tu paladar.

la mermelada de limones a la menta En realidad es muy fácil de preparar, requiere sólo unos pocos ingredientes y ofrece un sabor único y refrescante que seguramente complacerá a todos. Esta receta sencilla pero increíblemente sabrosa te permitirá empezar el día con una delicia casera que despertará todos tus sentidos. Así que no lo dudes, ¡pruébalo ahora!

La mermelada de limón y menta es un manjar maravillosamente refrescante, ideal para las calurosas mañanas de verano. Aporta un toque de frescura a tus tostadas y una exquisita mezcla picante y dulce para tu paladar. ¿Quieres hacer algunos tú mismo? Sigue nuestra guía, o para otra versión, consulta https://www.femmenouvelle.fr.

Estos son los ingredientes necesarios para aproximadamente 1 kg de mermelada: 5 limones grandes sin tratar, 200 g de azúcar, 50 cl de agua, unas diez hojas de menta fresca y 2 cucharaditas de agar-agar.

Comience lavando bien los limones para eliminar cualquier residuo o cera. Córtelos por la mitad y luego en rodajas finas, asegurándose de quitarles las semillas. Colócalas en una cacerola. Luego agrega el azúcar y el agua a la sartén y cocina a fuego lento durante una hora.

Cuando los limones se ablanden y la mezcla de azúcar y limón adquiera una consistencia almibarada, agrega el agar-agar. Este gelificante de origen vegetal permitirá que tu mermelada obtenga la textura deseada. Mezclar bien para que se incorpore bien el agar-agar y seguir cocinando durante unos diez minutos.

Mientras tanto, lava y pica finamente las hojas de menta. Añádelas a la mermelada durante el último minuto de cocción. La menta le dará sabor delicadamente a tu mermelada sin aplastarla.

Una vez cocida la mermelada, viértala inmediatamente en frascos de mermelada esterilizados. Cierra los frascos cuando la mermelada aún esté caliente e invierte los frascos hasta que se enfríe por completo. Esto crea un espacio de aire que ayudará a conservar la mermelada.

Con su sabor ácido y su aroma a menta, esta mermelada de limón y menta alegrará tus desayunos o meriendas. También combina perfectamente con queso fresco de cabra o brioche tierno. ¡Disfrútalo sin moderación!