Cómo hacer una deliciosa mermelada de higos

Comment Réaliser une Confiture de Figues Délicieuse

¡Hola queridos amantes de la gastronomía! ¿Te encantan los higos? ¡Tengo una receta genial para ti! Esta aquí deliciosa mermelada de higos lo que podría hacerte cambiar de opinión sobre los otros jams. Es una receta sencilla, tan fácil de hacer como el Pain au Chocolat del domingo por la mañana. Entonces, para saber como hacer deliciosa mermelada de higos, ¡es por aquí!

Elija frutas de calidad

Sí, los ingredientes son importantes, amigos. No se puede tener una receta exitosa sin buenos ingredientes. Prepara una deliciosa mermelada de higos Así que empieza por la elección de los higos. Elíjalos muy maduros, jugosos y fragantes para un sabor auténtico. Incluso puedes preferir variedades de higos morados o negros, que son especialmente sabrosos.

Also to discover

Primer paso: preparar los higos

Cómo hacer deliciosa mermelada de higos, sin pasar por caja de preparación? No es posible ! Entonces empecemos. He aquí cómo hacerlo:

  • Corta los higos en cuartos.
  • Quitarle los tallos, no sirve y aporta amargor.
  • Colóquelos en una ensaladera grande.

El secreto: maceración

Para acentuar el sabor de los higos, déjalos macerar durante la noche con azúcar. Este paso (uno de los más importantes para hacer deliciosa mermelada de higos) simplemente consiste en echar azúcar sobre los higos y dejarlos reposar.

Segundo paso: cocinar los higos

Ahora toca cocinar esta hermosa preparación. Transfiera los higos a una cacerola grande o a una olla. ¿El truco para conseguir una textura perfecta? No cocines los higos por mucho tiempo, unos diez minutos son suficientes para mantener los trozos de fruta enteros.

El final: macetas

El último paso crucial para hacer deliciosa mermelada de higos Es trasladar tu preparación aún caliente a frascos esterilizados. Ciérralos bien y dales la vuelta hasta que se enfríen.

Y ahí lo tienes, ahora lo sabes como hacer deliciosa mermelada de higos! No es muy complicado ¿verdad? Todo lo que tienes que hacer es dejar reposar la mermelada durante unos días antes de disfrutarla.

¡En tu tostada, listo, listo!